Friday, September 25, 2009

Las hormigas sean unidas (cap. de Argentinos x Jorge Lanata)

Paul Samuelson, Premio Nobel de Economía en 1970, dijo alguna vez:"Están los países capitalistas, los socialistas y los del muy heterogéneo Tercer Mundo, pero eso no es suficiente, porque en realidad son cinco los sistemas. Hay dos países más a tener en cuenta en forma separada: Japón y la Argentina.
"Por qué? Porque no calzan en ninguna sistematización, son tan particulares e impredecibles que forman una categoría aparte."
El razonamiento de Samuelson, en el fondo, parece argentino: somos especiales hasta en nuestros defectos? Existe una "enfermedad argentina". Los dos textos que siguen se reproducen tal cual fueron publicados, el primero por la Agencia Reuters y el segundo por la revista Science, dando en ambos casos crédito a los autores. Muestran que si nuestra economía es sui generis, nuestras hormigas también lo son:

LAS HORMIGAS PACÍFICAS HACEN EL AMOR, NO LA GUERRA

UNA INVESTIGACIÓN UNIVERSITARIA DEMOSTRÓ QUE LOS BUENOS SALEN ADELANTE, POR LO MENOS EN EL MUNDO DE LAS HORMIGAS.(Washington, agencia Reuters) Por Maggie Fox, columnista de Salud y Ciencia.

" Un equipo de la Universidad de California San Diego en La Jolla, descubrió que las hormigas pacíficas tienen una mayor prosperidad y más espectativa de vida que sus vecinas guerreras: el hecho de librar batallas y vigilar el territorio genera un gasto de tiempo y recursos que de otro modo pueden usar para reproducirse y encontrar comida, dijo David Holway director del equipo de investigadores en la prestigiosa revista Science. Su equipo estudió especies de hormigas nativas de Argentina, conocidas como Linepitherma Humile. En Argentina estas hormigas son extremadamente territoriales y agresivas, pero han sido trasplantadas a climas mediterráneos alrededor del mundo, y en tierras adoptivas las hormigas argentinas se vuelven muy pacíficas. El grupo armó cuarenta y cuatro colonias experimentales de hormigas argentinas y las dividió en pares; algunos pares se pelearon entre sí, pero la gran mayoría formó "supercolonias" pacíficas y cooperativas. A lo largo del experimento los trabajadores del grupo agresivo siguieron siendo agresivos (muchas veces incluso, pelearon hasta la muerte), mientras que los grupos trabajadores no agresivos muy rara vez dieron señales de una conducta conflictiva. El índice de motalidad per cápita fue más alto en el grupo agresivo que en el otro. Las colonias agresivas pudieron conseguir menos comida, mientras las pacíficas tuvieron tres veces más cría (baby ants) y duplicaron su ejército de trabajadores. Holway dijo que los científicos notaron en las hormigas un comportamiento semejante al humano. "El paralelo con los humanos es absolutamente asombroso", dijo a Reuters en una entrevista telefónica. Las hormigas, por ejemplo, cultivan hongos y capturan esclavos, y sus estrategias de guerra son similares a las nuestras. El éxito de las hormigas argentinas tuvo mucho que ver con su ventaja numérica, dijo Holway. Cuando las hormigas argentinas compitieron con las nativas de California se multiplicaron geométricamente, superándolas en cantidad. Las guerras de las hormigas son del mismo tipo que las guerras humanas, y la ventaja numérica es importante. Pero Holway no iría tan lejos como para asegurar que su experimento constituye una lección para la humanidad: "No me gusta hacer esa clase de extrapolaciones. Además si ser pacíficos y cooperativos fuera siempre una gran ventaja, más especies de hormigas lo intentarían, y no es eso lo que sucede. Incluso las hormigas cooperativas no son siempre buenas, muchas veces son extremadamente agresivas frente a otras especies. Las hormigas argentinas que fueron trasplantadas a California aniquilaron a las especies nativas.

REVISTA SCIENCE- UN PACTO DE NO AGRESIÓN MUTUO PUEDE AYUDAR A LAS HORMIGAS. Por Evelyn Strauss

"Las hormigas argentinas se han convertido en una plaga mundial, asaltando cocinas desde San Francisco hasta Johannesburg para llevarse miguitas de tortas de chocolate y galletitas. Estas pequeñas invasoras son mucho más que una molestia: a menudo alteran ecosistemas y reducen la biodiversidad exterminando a las hormigas autóctonas. "Las hormigas argentinas son una de las dos o tres especies de hormigas que son un gran problema en muchas partes del mundo", dice Daniel Simberloff, que estudia las invasiones biológicas en la Universidad de Tennesse, Knoxville. Un grupo liderado por Ted Case de la Universidad de California en San Diego, sugiere que uno de los secretos de su éxito es la armonía dentro de la especie. La mayoría de las hormigas defienden su territorio contra otras colonias, particularmente las de la misma especie. Pero las hormigas argentinas, lejos de su hogar sudamericano generalmente no pelean entre ellas, aunque sí atacan a otras hormigas. Ahora Case y sus colegas tuvieron la primera evidencia directa de algo que los ecólogos de hormigas han sospechado desde hace tiempo: las invasoras argentinas prosperan porque pierden un poco de agresividad hacia las de su tipo. "Al dejar de pelearse entre ellas, las hormigas argentinas superan a otros insectos" dice Philip Ward, un biólogo de hormigas en la UC Davis."


3 comments:

Nicolas Peña said...

Hermoso blog señor!!
Muchas gracias por pasar por el mio.
Lo sigo pues!
Saludos colega!!
Nico

gabriel said...

Todo muy lindo todo muy lindo pero que pasa con las hormigas Japonesas eh?
Siempre somos los culpables de todo jaja
Muchas gracias por pasarte por mi blog y emitir tu opinion.
un abrazo

Fernando Sosa said...

Jajaja,eso no?que pasa que siempre somos los que peor hacemos la tarea?
Me parece que tendríamos que empezar a pensar que hay que cambiar de una buena vez por todas sino nos van a seguir aventajando los demas paises.Saludos Gabriel y esta bueno que además de tus magníficos trabajos te des tiempo para poner tus opiniones sobre la realidad del país.