Thursday, February 24, 2011

Reportaje Clemente Montag(Patoruzu-web)




REPORTAJE A CLEMENTE MONTAG (2006)

Clemente Montag nació en Buenos aires, Argentina en 1958.

Profesionalmente se inició a los 13 años. A esa edad fue a mostrar sus trabajos en la editorial de Dante Quinterno.

Recibido por Mariano Juliá y Eduardo Ferro, deja sus dibujos, que son finalmente aprobados. Comienza a trabajar en la revista “Patoruzú” firmando con el seudónimo de “Busu”, y al poco tiempo para el famosísimo “Libro de oro”.

En esos años existía el trío Quinterno - Juliá – Ferro, y Montag reconoce haber aprendido mucho junto a ellos.

SM: Cuando presentaste tus dibujos en la editorial, imaginabas que ibas a llegar a trabajar con estos gigantes de la historieta argentina?

Montag: "Mirá, para mí siempre es un dilema lo que es la suerte, yo creo que el hombre es guiado por Dios y creo que Dios me ha bendecido mucho al haber trabajado con estos maestros."
SM: Se dice que Quinterno pagaba los mejores sueldos del mercado...

Montag: "Yo te puedo asegurar que trabajando con Quinterno me pude comprar la moto más grande que en ese momento existía, recuerdo como esperaba ansioso el día de pago."
SM: Cómo era Quinterno en el trato profesional?

Montag: "Quinterno era el típico profesor de secundaria que te exige, te toma examen y vos lo odiás porque te tiene loco, pero después -de grande- agradecés que haya sido de esa forma... las cosas que él me enseñaba! las cosas que me quedaron en la cabeza gracias a eso...!"

SM: Cómo reaccionabas frente a esa exigencia?

Montag: "Recuerdo que cuando, frente al escritorio de Quinterno, esperaba la aprobación de un trabajo, yo sudaba y sudaba... hasta que de repente te decía – está bien, está muy bien – y vos ahí sentías un gran alivio”.


Montag llegó a ser asistente de Quinterno en la elaboración de tapas, rol considerado “importante” para un colaborador dentro de la editorial.

Al presentarse un problema de salud, deja su trabajo y se muda a Córdoba. Viviendo allí crea algunos personajes como: “Floripi”, la brujita.
Ya recuperado, regresa a Buenos Aires y quiere probar suerte en la revista escolar “Anteojito”, de García Ferre. Ahí la mano de Dios nuevamente (tal como él nos cuenta) hace que se encuentre con el mismísimo Ferré en el ascensor, que le pregunta si tenía algún trabajo a mano. Montag le muestra a la brujita “Floripi”. A Ferré le gusta el personaje y le pregunta si quiere comenzar a publicarlo en Anteojito. Automáticamente comienzan sus años en la revista.

Para "Anteojito" crea personajes como “Alentino”, “Nubecito”, y la historieta que tuvo mayor trascendencia “Coco y Cilindrina”. Respecto a ésta nos cuenta:

“Se me ocurrió por una moto que yo tenia y un día de ensoñación le vi una cara al farol…¡sí! Decidí llamarla “Cilindrina” y yo, como el piloto, me puse “Coco”.

En el 2002 la revista "Anteojito" baja sus persianas y Montag queda sin trabajo. Esta circunstancia, sumada a la crisis que Argentina estaba padeciendo, hace que decida viajar a Europa en búsqueda de algo mejor para su familia. Estuvo en países como Bélgica, Francia, Italia.
“Hice un recorrido general como para quedarme a trabajar allí”.

Ese recorrido dura sólo 6 meses, hasta que decide regresar.
“No se puede vivir sin asado, amigos y lejos de la familia ¡Ahijuna, Chei!”.


Agradezco a Clemente Montag por la linda charla que hemos tenido y también a Miguel Dao por su ayuda en este informe.

Bs. As., 31 de enero de 2006
*Extraido del sitio Paturuzuweb al que recomiendo visitar:http://www.patoruzu-web.com.ar/2010/08/reportaje-clemente-montag.html


Clemente Montag

Informe preparado por César Da Col

"Desde que tengo uso de razón, si es que la tengo, me gustó el dibujo para niños por lo directo, simpático y tierno que se puede llegar a ser. Uno tiene la posibilidad de darle al niño un mensaje claro y sintético, y lo más importante... ¡Un mensaje sano!"

Clemente Montag nació en Buenos Aires en 1958. Es uno de los pocos historietistas argentinos que dedicó casi toda su carrera profesional a la creación de historietas y personajes para el público infantil. Su personaje más recordado tal vez sea "Coco y Cilindrina, una moto a conciencia", que aparecía todas las semanas en la desaparecida revista escolar Anteojito, dirigida por Manuel García Ferré.

Como todo dibujante, su vocación nació siendo muy pequeño: "Dibujé, creo, antes de aprender a caminar. Siempre admiré a Walt Disney y a sus colaboradores. ¡Tengo pasión por ellos!... Disculpen si ofendo a alguien, esto no tiene nada que ver con la política de los Estados Unidos...".

Clemente Montag con Mickey Mouse

Ya un poco más grande, a los 14 años, decidió que era tiempo de mostrar sus trabajos a algún profesional. Y no pudo haber tenido mejor comienzo: "De purrete, me preparé una carpeta llena de dibujos y me fui a la Editorial de Dante Quinterno. Me atendieron Mariano Juliá y el ‘maestro’ Eduardo Ferro (1). Y ahí nomás, empecé a publicar en las revistas de la editorial. ¡Y era en el siglo pasado! (¡No es broma, che!)".

Montag comenzó de a poco su labor en la editorial, hasta que un día llegó a ser asistente personal del propio Dante Quinterno: "Quinterno hacía un boceto pequeño de las tapas, yo lo copiaba y pulía, lo entintaba y coloreaba, ese era mi trabajo con Don Dante" (2). Su apego y admiración por Ferro hicieron que también se convirtiera en su asistente. Mucha de la impronta del maestro se observa en su trabajo actual: "Hablar de Ferrito es como hablar de Leonardo Da Vinci o, en otro gremio, de Lawrence Olivier. Es "el" auténtico e insuperable maestro, profesor o ingeniero de la historieta y el humor gráfico que aceptó mi ineptitud, mi querer aprender, mi carpeta ondulada por la lluvia, llena de mamarrachitos. Este genio —porque otra palabra no le cabe—, aceptó esto y mucho más; ¡por pura bondad, por puro corazón!". Muchos de los trabajos de esta época, fueron firmados por Montag con el seudónimo "Busu".

A comienzos de la década de los ‘80, Montag preparó su primera historieta, titulada "Coco y Cilindrina, una moto a conciencia", y presentó la obra a Manuel García Ferré (por aquel entonces, la revista Anteojito se encontraba en su apogeo). "Y le gustó, comencé a trabajar y allí estuve hasta que el país dijo no va más. Fueron veintidós años de ardua labor!! ‘Coco y Cilindrina’ se me ocurrió por una moto que yo tenía y un día de ensoñación le ví una cara al farol... ¡Sí! Decidí llamarla ‘Cilindrina’ y yo, como el piloto, me puse ‘Coco’. Así fueron saliendo las ideas de las mil andanzas que yo pasé con mi querida moto; soy un apasionado de ellas."

A través de los años, la revista Anteojito fue la receptora de varias creaciones historietísticas de Montag —como la brujita "Floripí", "Aletino", "Nubecito", entre otras—, además de las viñetas e ilustraciones que desarrolló para distintas secciones, hasta el fin de la publicación, en el año 2002. "Floripí nació cuando salía con una chica que era medio bruja, de verdad, gordita, linda, pero rechiflada. Con ‘Aletino’, sencillamente, me gustó crear un personaje que anduviera en el mar. ¡Me encanta el mar! Y que fuera tipo tiburoncito... Con ‘Nubecito’, un angelito. Resulta que había un libro que aseguraba la existencia de ángeles, así que decidí crear a uno que, con el afán de ayudar, las cosas no le salían del todo bien."

Sin trabajo y en plena crisis argentina, decidió viajar a Europa: "Me fui para el Viejo Mundo y me quedé siete meses allá solito. Pero al final me pegué la media vuelta, ¡qué tanto! No se puede vivir sin asado, amigos, el olorcito de la Pampa polvorienta y el amor de la familia ¡Ahijuna, che!".

Sobre su manera de encarar el trabajo, Montag afirma: "Mi forma de trabajar es hacer primero un raf (boceto) de la historia en cualquier papel, bien suelto. Allí tacho, agrego, etc. Después, en la hoja Schoeller o Fabriano, lo paso en limpio con lápiz duro, lo pulo y lo entinto con pluma. Una vez entintado, borro el lápiz, coloreo con tintas y listo el pollo."

Para contactarse con Clemente Montag hay que escribir a cmontag@fibertel.com.ar. También se pueden ver más de sus trabajos en http://www.montag.4t.com


Notas

(1) Dante Quinterno fue el genial artista creador de personajes míticos de la historieta argentina, como "Patoruzú", "Patoruzito", "Isidoro", y otros. Quinterno (al igual que Hergé en Bélgica) sabía que era imposible realizar en solitario una gran producción de aventuras sin perder calidad artística (en los años ‘40 y ‘50, se vendían casi 250.000 ejemplares semanales). Como era un hombre muy inteligente, supo rodearse de excelentes colaboradores, que trabajaban sus guiones y dibujos. Algunos de sus "pilares" fueron Tulio Lovato (Jefe de Dibujantes), su propia hermana (escribía guiones), Mirco Repetto (el creador de "La Vaca Aurora", que escribía guiones, fue director de la revista Patoruzito semanal y tuvo mucho que ver con la concepción del personaje), y los mencionados por Montag: Mariano Juliá (guionista y encargado de la redacción) y Eduardo Ferro que, además de realizar sus propias creaciones, fue el Director de Patoruzú semanal en los últimos años de la publicación.

Dentro de su editorial, Quinterno creó una gran "escuela" de dibujo, donde la única materia obligatoria era aprender a realizar a la perfección a sus personajes. Jóvenes con talento "en bruto" concurrían a la editorial, y allí se les pagaba un sueldo para aprender. De esta escuela surgieron grandes dibujantes, como Horacio y Oscar Saavedra, José Quartieri, Rubén Torreiro, Jorge Sánchez, Edilio Bustos y muchísimos más, que en la actualidad trabajan para las producciones Disney o Warner Bros. Y Montag fue uno de ellos, tal vez el "benjamín" de dicha escuela.

(2) Las tapas de las revistas Andanzas de Patoruzú y Locuras de Isidoro que aparecen en esta Galería, fueron realizadas en parte por Montag.


Obras de Clemente Montag

Obra de Clemente Montag
Página de la historieta "Coco y Cilindrina, una moto a conciencia". Revista Anteojito.

Obra de Clemente Montag
Página de la historieta "Aletino". Revista Anteojito.

Obra de Clemente Montag
Página de la historieta "Floripí, la brujadita". Revista Anteojito.

Obra de Clemente Montag
Página de la historieta "La página ecológica de Don Natu".
Revista Anteojito.

Obra de Clemente Montag
Página de la historieta "Nubecito el angelito". Revista Anteojito.

Obra de Clemente Montag
"Chicos y duende". Dibujo.

Obra de Clemente Montag
"Adolescentes y duende". Dibujo.

Obra de Clemente Montag
Tapa de la revista Andanzas de Patoruzú, de la editoral Dante Quinterno, realizada con la participación de Montag.

Obra de Clemente Montag

*Extraido de Imaginaia:
http://www.educared.org.ar/imaginaria/15/0/montag.htm

2 comments:

jorge Torres said...

13 añitos! de no creer che, que experiencia junto a esos maestros! Que linda nota, me gustó :)

Fernando Sosa said...

Viste?de no creer,ess cosas solo se daban en esa epoca,ahora ni en sueños te piden 2.000.000 de requisitos.Las cosas que se han perdido,pero para mal!
Hoy locura justamente me acordaba de ud que anda perdido,asi que hubo transmision de pensamiento colega.
Un saludo amigo.